RENACE - Red Nacional de Acción Ecologista - Argentina
Espacio privado | Mapa | Contactar | Colaborar

RENACE - Red Nacional de Acción Ecologista - Argentina


Portada del sitio > Documentos RENACE > Chilenos y argentinos unidos contra mineras y mega hidroeléctricas

Chilenos y argentinos unidos contra mineras y mega hidroeléctricas

Lunes 14 de abril de 2008, por RENACE (actualizado el 14 de abril de 2009)   


 

El Primer Parlamento Ambiental de la Patagonia tuvo lugar en Chaitén, capital de la provincia de Palena, en la XI Región de Chile, frente al Pacífico. Su objetivo es unificar las fuerzas de los movimientos sociales de ambos pueblos patagónicos de la Cordillera de los Andes ante el avance de la prospección minera y de los proyectos hidroeléctricos que impactan negativamente y que además producen energía para las transnacionales del saqueo.

El encuentro fue organizado por el Comité Defensa de Palena Región Aysén y participaron representantes de esa comarca austral chilena, los auto convocados de Esquel de la provincia argentina de Chubut, límite con la turística Futaleufú, y militantes de Corcovado, vecinos y amigos de la cuenca del Carrenleufú.
La angosta franja chilena, de lagos y fiordos, soporta una fuerte presión de la industria del salmón y de proyectos de represas hidroeléctricas destinadas a la minería metalífera a cielo abierto y lixiviación con compuestos químicos. Hasta hace poco se insistía además en la generación de energía para la producción de una planta de aluminio primario prevista en el área de los lagos. Chile también padece los cateos del invasor minero transnacional.

El centro de nuestro mensaje incluyó la prospección minera y la bioprospección. La energía, el agua y las mineras. Hablamos del saqueo de los minerales críticos y estratégicos y del despojo del conocimiento ancestral de los pueblos originarios a cargo de los grandes laboratorios. Nuestro sur guarda el mayor volumen de diversidad biológica templada fría y en este sentido es común observar a técnicos y especialistas de organismos oficiales y de las universidades de ambos pueblos trasandinos operar para los laboratorios del norte mediante convenios aberrantes que exigen datos de activos moleculares para la investigación y ulterior patente de fármacos.
Víctor González Sotelo ofició de vocero del comité organizador, acompañado Carolina Leyton y Sergio Bornitzky. Todos los temas produjeron debate: tenencia de las tierras y ordenamiento territorial acaparó la atención de la dirigente mapuche Moira Millán. Sobre represas y derechos de agua expusieron Juan Pablo Orrego, de Ecosistemas, y Peter Hartmann de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida. Hugo Rodrígues, de Corcovado, representó a Vecinos y Amigos de la Cuenca de Carrenleufú, Argentina, y ofreció un informe completo de las siete represas proyectadas por el gobierno de Chubut en la cuenca del Carrenleufú, que encabeza el megaproyecto La Elena, en las puertas del pueblo de Corcovado.

Durante la segunda jornada, ocuparon buen espacio la salmonicultura (Patricio Igor Melillanca, de Centro Ecocéanos) y la minería, exposición a mi cargo y de los compañeros “Auto convocados de Esquel No A La Mina”, Gustavo Manuel Macayo, profesor de la Universidad Nacional de la Patagonia, Chuni Botto, asambleísta, y el abogado Edgardo Manosalva, integrante también del movimiento social antiminero de Esquel.
Hubo debates fuertes acerca de la “vocación turística” que ofrece la Patagonia austral y sobre la Reserva de Biosfera, a cargo de Matías Holzmann, de Puerto Varas, y Carlos Poblete de CONAF, sobre patrimonio silvestre y región de los lagos, respectivamente; y es que hay posiciones disímiles para entender cuáles son las mejores líneas de defensa de los ecosistemas depredados y en vías de total destrucción.

Nuestra propuesta incluyó informar al parlamento patagónico que dentro de los ejes proyectados por la Dirección Ejecutiva 2004 de Iniciativas Regionales de Integración Sudamericana (IIRSA), figuran 44 objetivos para comunicar el océano Pacífico con el Atlántico (Eje Interoceánico Central): Lago Puelo – Palena; la vía comarca andina de Chubut y la XI Región Chilena, es uno de ellos, y su trazado involucra expropiaciones de tierras que pertenecen a viejas familias de colonos, el desalojo de comunidades mapuche y la destrucción del ecosistema lacustre que comunica a ambos países. Es uno de los caminos del saqueo diseñados por y para el ALCA. El IIRSA es una acabada concepción para concretar el despojo de los bienes comunes, conocidos como recursos naturales, que habrán de escurrirse de las manos de sus auténticos beneficiarios, a través del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN 1994), el Plan Colombia (1999) y el Plan Puebla Panamá, de 2001. El ejemplo más claro es el de Bajo La Alumbrera, cuyo concentrado de cobre debe recorrer cientos de kilómetros argentinos mediante un mineroducto de más de 300 kilómetros, primero hasta Tucumán y luego en trenes hacia los muelles de San Lorenzo, Rosario, donde es embarcado con destino primer mundo; pero claro, los puertos del Pacífico se hallan en línea recta entre la planta extractiva catamarqueña y los mercados del norte. Por eso la necesidad de nuevos pasos fronterizos, ideados por el apetito mercantilista de la globalización y de sus buenos negocios. El Norte concibió el IIRSA como la ruta de un despojo más rentable. El Parlamento Patagónico, en cambio, se propone impedir semejante expoliación, al articular acciones conjuntas de ambos pueblos andinos. Al menos fue nuestra propuesta.

La provincia de Palena es uno de los rincones más bellos del planeta, y en esto no hay exageración. Chaitén descansa sobre el Pacífico con la inmensa silueta dominante del volcán Corcovado, que se yergue distinto como una aguja punzante hacia el cielo. La vegetación de las montañas llega hasta el océano, sujeta la nieve abundante de la estación, y no impide las grietas de los ventisqueros, de glaciares y cascadas que escurren hacia nosotros, ni las pequeñas islas y penínsulas que suelen desaparecer entre las nieblas de julio.
Chile nos recibió con su curanto, sus pailas de pescado y una hospitalidad que ya extrañamos. Y tal como ocurre en Santiago y en Vallenar, al norte de Chile, nuestras luchas nos habrán de encontrar muy unidos, desde el rincón más alejado de la Patagonia hasta el más desolado de Atacama. De no ser así perderemos la circunstancia histórica de construir un futuro independiente en armonía con un medio que elegimos para vivir. Este nuevo Parlamento Patagónico, el Movimiento Antipascualama en Chile y la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) del lado argentino, tal vez son la oportunidad que necesitamos para organizar la defensa y la rebelión frente a la rapiña feroz.

 

 

Javier Rodríguez Pardo
machsepa21@yahoo.com.ar
Movimiento Antinuclear del Chubut (MACH)
Sistemas Ecológicos Patagónicos (SEPA)
Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE)

Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC)

 

Comentar este artículo


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | SPIP | esqueleto lubrin | visitas: 236807